Minicoche convertible

Coches sin carnet: requisitos para conducirlos

Los coches sin carnet, mejor conocidos como microcoches, llevan más de sesenta años rodando por las calles europeas. Su creación supuso una innovación en cuanto al aspecto visual y utilitario que los coches tenían para la época. Fueron construidos bajo un precepto ahorrativo en la Segunda Guerra Mundial y la época de aislamiento que tuvo España durante el gobierno de Francisco Franco, donde en ambos contextos la materia prima escaseaba y era cara.

Las diferencias entre el coche sin carnet (cuadriciclo ligero) y un vehículo común, más allá de su diseño externo y moderno, es que el primero tiene espacio solo para dos plazas, y en su estructura mecánica: velocidad máxima de 45 km/h, y un peso de aproximadamente 350 kg.

El público que maneja estos coches ha variado con el tiempo. En primera instancia eran personas mayores las que los compraban por un tema de comodidad, sobre todo aquellas que vivían en zonas rurales. Actualmente la idea ha tomado más protagonismo entre chavales de quince años, quienes lo ven como la opción perfecta para prescindir de motos.

Coches sin carnet

Su velocidad condiciona a que estos vehículos solo puedan circular en calles y vías urbanas. Los artículos 36 y 38 del Reglamento General de Circulación amplían dichas razones; entendiendo lo riesgoso que puede ser manejar en carreteras cuadriciclos que alcanzan los 45 km/h donde generalmente velocidad mínima es de 60 u 80 km/h, esto podría causar choques por diferencias de velocidades.

Requisitos para conducir coches sin carnet

Irónicamente, los coches sin carnet, realmente sí necesitan una serie de permisos para poder ser conducidos. Os mencionamos en la siguiente lista:

Tener quince años de edad, como mínimo

Se puede optar por la licencia a partir de los quince años. Pese que fue hasta 2015 cuando se establecía en la reglamentación que para transportar un segundo acompañante el mínimo de edad eran dieciocho años.

Poseer un permiso de conducir AM

El permiso AM básicamente otorga licencia para la circulación de motocicletas, triciclos y cuadriciclos. En el caso específico de los microcoches, deben cumplir con los requerimientos de peso y velocidad antes mencionados: no superar los 350 kg de peso ni los 45 km/h de velocidad.

Se aplican dos pruebas: 

  • La primera, un test de veinte preguntas establecidas por la Jefatura Provincial de Tráfico correspondiente. Allí el aspirante deberá responder las preguntas, cada una con tres opciones, tomando en cuenta que por más de dos errores, no aprobaría.
  • La segunda prueba es de aptitud psicofísica o un test psicotécnico, que debe ser avalado por un centro autorizado de reconocimiento médico. Estas pruebas sirven como apoyo para medir las aptitudes lingüísticas, numéricas y la memoria visual y verbal.

Aprobar una prueba práctica

Para ello hay dos modalidades: Con restricción y sin restricción.

  • Con restricción: Apta solo para cuadriciclos y triciclos. El aspirante deberá realizar cambios de sentido de la marcha en un espacio limitado haciendo uso de las velocidades, hacia atrás y delante. Así mismo, estacionamiento y salida del espacio en forma perpendicular, lineal u oblicuo haciendo uso de las dos marchas y hacia atrás en llano y pendiente ascendente o descendente. 
  • Sin restricción: Apta para ciclomotores de dos, tres y cuatro ruedas. El aspirante deberá realizar zigzags entre jalones a velocidad reducida y circular en una franja con anchura limitada.

Demás requerimientos

  • Imprimir la solicitud de la DGT.
  • Llevar el DNI o permiso de residencia.
  • Presentar una foto tipo carnet.
  • Pagar la tasa correspondiente.
  • El coche debe estar matriculado en la Jefatura Provincial de Tráfico del sitio que reside.
  • Poseer un seguro de responsabilidad civil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.