Luces antiniebla

Luces antiniebla: conoce cuándo debemos usarlas

Todos los años se producen accidentes en la carretera a causa de la niebla. Por eso debemos estar preparados si vamos conduciendo y nos topamos con un banco de niebla en el camino. Las luces antiniebla son elementos indispensables en todo vehículo, especialmente en los meses más fríos y húmedos cuando esta suele aparecer con más frecuencia.

Estas no solo son importantes para nosotros, también lo son para los conductores que vienen detrás de nosotros, de forma que puedan vernos a una distancia prudente y así evitar accidentes. Pero ¿sabemos cuándo y cómo utilizar las luces antiniebla? En el siguiente artículo vamos a explicarte un poco más sobre este tipo de luces.

Índice de contenidos

Como y cuando utilizar las luces antiniebla

La niebla en el camino puede ser una situación sumamente estresante para cualquier conductor, la razón es que la visibilidad varía constantemente, en cuestión de minutos podemos pasar de 100 metros de visibilidad a unos 50, y después a unos 20 o devuelta a tener el camino despejado. Esto sumado a la preocupación de pensar si el conductor que viene detrás estará consiente de que hay alguien delante de él.

Saber cuál es el momento correcto para encender las luces antiniebla es algo fundamental que todo conductor deber saber. Todos los automóviles cuentan con tres tipos de luces: las luces de corto alcance, las de largo alcances y los focos o faros antiniebla. Las luces antiniebla en la parte trasera del coche son obligatorias, pero en la parte delantera no lo son, aunque son cada vez más empleadas.

Mercedes Benz

Conocer el momento preciso para activar estas luces es sencillo, si se desea aumentar la visibilidad que se tiene de la vía se activan las luces delanteras, y si lo que se quiere es que los conductores que vienen detrás estén al tanto de su presencia se deben activar las traseras. Cuando aparece la niebla lo recomendable sería encender las luces de corto alcance, pero si aún se tiene buena visibilidad, encender las antiniebla es opcional. Si la visibilidad es muy poca, encender las luces antiniebla traseras es una obligación para evitar que un conductor despistado pueda golpearnos por detrás.

Dado que las luces antiniebla son muy potentes, no es recomendable encenderlas cuando la condiciones visibilidad sean optimas, ya que podrían molestar a los demás conductores.

Importancia de activar las luces antiniebla en el momento correcto

Es muy importante saber cuáles son las luces que debemos utilizar para cada circunstancia, a modo de facilitar este conocimiento, vamos a detallar los posibles casos y cuales luces se deben utilizar para cada uno.

  • Si se tiene una vista clara normal, es decisión del conductor encender las luces de corto alcance o no.
  • Cuando la visibilidad disminuye un poco, como cuando llueve o comienza a levantar la niebla se deben encender las luces de corto alcance y las de largo alcance, si la ley lo permite.
  • En casos de mala visibilidad como cuando hay una lluvia muy intensa, niebla u otro tipo de condición que disminuya el campo de visión, se deben encender las luces antiniebla ubicadas en la parte delantera del coche.
  • En el peor de los casos, cuando la visibilidad es de apenas unos cuantos metros, como cuando hay un banco de niebla muy espesa o una lluvia muy fuerte, se deben encender las luces de corto alcance en compañía de las luces antiniebla delanteras y traseras.
  • Por su parte las luces de largo alcance solo deben utilizarse cuando hay condiciones que dificultan la visibilidad, pero están no tiene que ver con la niebla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.